martes, 11 de agosto de 2009

Nunca amé a nadie totalmente, siempre con un pie en la tierra y por proteger verdaderamente mi corazón, me perdí en los sonidos. Escuché en mi mente, todas esas voces, escuché en mi mente todas esas palabras, escuché en mi mente toda esa música.
Y rompe mi corazón, rompe mi corazón, rompe mi corazón, rompe mi corazón.
Y supongamos que yo jamás te conocí, supongamos que nosotros nunca nos enamoramos, supongamos que yo nunca dejé que me besaras tan dulce y suavemente. Supongamos yo nunca jamás te vi, supongamos que jamás llamaste , supongamos que yo sigo cantando canciones de amor.